tentaculo derecho
Anuncio importante: Subcultura cierra el 31 de enero. Más info aquí.

El Hombre Sin Forma

Entradas de blog

El muñeco de Leo "El Hombre sin forma"

Escrito por Neyebur el 18/11/2014
Hace un mes se anunciaron los concursos del Festival del manga. A parte de los de siempre de dibujo, cosplay y perfomance había uno nuevo que llamó mi atención: CREA TU PROPIO POP VINYL.
gTsbnYS.jpg
Estas figuritas siempre me han gustado, aunque no las colecciono por salirse un poco de mi presupuesto, así que no dude en participar en este concurso. Merecía la pena solo por tener en mis manos una de las figuras Pop en blanco, pues no se venden en las tiendas salvo para concursos como este.

Mi idea original era hacer una figura de Thanos, pues me sorprendía no ver en la tienda ninguna figura del Titán Loco. Sin embargo solo por curiosidad pregunté si podía realizar la figura basándome en un personaje propio y dijeron que podía. Desde ese momento solo tuve una idea en mente: LEO.
AeiokW1.jpg
Me dieron a elegir entre una figura masculina o una femenina. Escogí la masculina porque realizar una figura de Leo costaría menos al tener menos detalles (Jean tiene una melena más complicada con su lacito y su chaleco/chaqueta).

Lo primero que hice fue realizar varios bocetos sobre como luciría la figura con los detalles necesarios para que se reconociera que era Leo, pues si improvisaba corría el riesgo de cometer un error y luego me sería difícil corregirlo.
qFH3M6l.jpg
Una vez decidio el aspecto que tendría Leo compré una pasta de modelar recomendada por Jenovita (¡Muchas gracias!) y empecé a trabajar en el pelo de Leo.
J0hscX5.jpg
Después decidí añadir un poco de volumen a los brazos de Leo para simular como el traje antirradiación se mete por los guantes.
G81f92j.jpg

Después llegó el momento de darle color, para lo que preparé la mesa con todos los materiales.
q6Opu6X.png
Y tras darle color lo barnicé, lo que explica el color más oscuro y la presenté al concurso justo el día 5 de Noviembre.
Bqlm6DR.jpg
Puedes ver la figura completa y desde todos los ángulos aquí.

El domingo 9 se realizó la entrega de premios. Leo quedó en segundo lugar, frente a una figura de Groudon de brillantes escamas. Ese día volví contento a casa con el segundo premio.
YsfvORu.jpg

Realizar esta figura ha sido más complicado de lo que creía, han surgido muchos imprevistos por el camino, pero el mayor ha sido la falta de tiempo. El fin de Octubre y el principio de Noviembre han sido unos días donde apenas he tenido tiempo libre debido a las clases de la universidad, trabajos, un curso durante dos semanas por la tarde y colaborar en el Festival del manga. El poco tiempo libre que he tenido lo he dedicado a esta figura.
Ahora soy algo más libre, vuelvo a controlar un poco más mi vida y quiero recuperar el tiempo perdido, volver a dibujar y escribir.

Pero, a pesar de todo, sin duda el año que viene repito. Quiero hacer una figura de Jean.

"El rubito y yo" Recuerdos de las vacaciones

Escrito por Neyebur el 26/04/2014
Ese verano Leo y yo decidimos irnos de viaje por toda España juntos.
Los primeros días fuimos de camping con un pequeño grupo de excursionistas. Ahí realizamos muchas actividades, como carreras de caballos (sin caballos).
HYZUhAW.jpg
Caza de bichos (yo atrapé un Leoptera Luare Salvadrae)
CgobsTP.jpg
Y un concurso de disfraces y baile a modo de despedida (“Halloween antes de tiempo” lo llamaron).
Xcq1goR.jpg
Con tantas actividades Leo estaba muy cansado cuando acabó el camping y emprendimos el viaje a Cuenca para hacer un recorrido turístico. Estaba tan cansado que…
J5TD7Sh.jpg
… se quedó dormido camino al Barrio de San Martín. Lo oí roncar mientras dibujaba mirando el paisaje, yo tenía un rotulador en la mano y él no se podía decir que no… ¿Cómo podía dejar pasar esa oportunidad?
Nadie de nuestro grupo se atrevió a decirle nada, aguantándose las risas. No fue hasta que le prohibieron entrar en un iglesia “maquillado como un payaso” que se acercó a una fuente y vio en el reflejo lo que había hecho. Puede que suene muy mal lo que voy a decir, pero si ya estaba ridículo con esas cosas pintadas, más lo estaba enfadado, costaba mucho tomárselo en serio.
Se quitó como pudo las marcas de rotulador rojo permanente, aunque el rojo de su cara no se quitó del todo, y no solo hablo de lo que le pinté. Por suerte el enfado no le duro mucho, como me demostró más adelante.
Tras dejar Cuenca viajamos a las costas españolas. En la playa Leo me demostró que ya no estaba enfadado cuando nos tomamos varias fotos juntos disfrutando de la arena y el agua. Para una de las fotos les pidió al guía que nos fotografiara juntos, y un momento antes de que saliera el flash me cogió por la cintura y me alzó en el aire. Pensé que esa era su forma de “devolvérmela” por la broma que le gasté.
lVFeLsv.jpg
Me equivocaba, tenía otra venganza preparada, como me demostró cuando me propuso que nos hiciéramos otra foto juntos.
lF0PdrV.jpg
Después de eso decidimos que quedábamos en tablas. O al menos hasta que decidimos echar una partida de Laser Tag en unos recreativos de la zona. Quien ganara tenía que invitar al otro a algodón de azúcar…
iKXNPel.jpg
La noche siguiente Leo y yo nos preparamos para el concierto de los Reservoir Raccoons. Leo y yo somos fans del grupo desde su primer álbum: “Milenium Century”, como demostró Leo, que cantó todas sus canciones de memoria mientras yo bailaba al ritmo.
XlYjjbm.jpg

Después del concierto… La verdad es que no recuerdo mucho lo que pasó después, recuerdo que fuimos a dar un paseo por la playa llenos de energía y…
0r4U7PR.gif
Lo que sí recuerdo es que a la mañana siguiente Leo estaba tan cansado como en nuestro viaje por Cuenca. Traté de contenerme, pero al ver como se le caía la baba en la cama del hotel tuve que caer en la tentación otra vez.
wg17liw.jpg

ComicFest, concursos y planes de futuro

Escrito por Neyebur el 30/03/2014
Hola Subcultura. Vengo de la ComicFest, que ha terminado un año más pero ya estamos pensando en el siguiente evento. Si todo va bien el año que viene también participaré con otra charla (subiré la de este año a Youtube para todos lo que no pudieron asistir).

Pero hablemos de algo que ocurra más pronto... ¿El salón del cómic de Barcelona? Si todo va bien asistiré, pero hablaba de algo aún más cercano. Hablo de el concurso El rubito y yo.

En la primera entrada comentaba que el concurso de fotos duraría todo el mes de marzo, que hoy mismo acaba, pero ya entonces algunos usuarios me pedían un poco más de tiempo, pues era un mes lleno de actividades y quehaceres.

Actualmente cuatro autores han mandado ya sus fotos de Leo y Jean para el concurso: NativoDigital, Pol00, letucse y Jonas. Pero otros cuantos me han pedido un breve aplazamiento para poder terminar sus aportes, así que esto es lo que voy a hacer:
Voy a empezar a escribir las historias que acompañarán a los aportes que ya he recibido, los escribiré entre ahora y Semana Santa, para publicarlos todos dicha semana. Si entre ahora y Semana Santa recibo algún aporte más intentaré también tener una historia completa para las fotos recibidas fuera de plazo aprovechando las vacaciones.

Eso es todo por ahora. Muchas gracias a todos los que se han animado a compartir sus fotos de Jean y Leo por ahora.

"El rubito y yo" Concurso de El Hombre sin forma

Escrito por Neyebur el 04/03/2014
Para hacer la espera del retorno de "El Hombre sin forma" a Subcultura hemos decidido hacer un pequeño concurso para los fans, y así de paso celebrar el primer año del cómic.

UfC7ZEt.jpg
La última vez que vimos a Jean estaba en Pumki Dona´s echando de menos a Leo mientras veía fotos de un álbum de su móvil titulado "El rubito y yo", y ya con la primera foto veíamos que no son las típicas fotos románticas de novios que rebosan tanta dulzura que provocan diabetes. Pero la foto de nuestra parejita como muertos vivientes es solo una de las 137 que tiene Jean en su móvil.
Aquí es donde entran los fans. Tú puedes mandarnos las fotos que faltan en el móvil de Jean, puedes dibujarnos estas instantáneas del pasado de Leo y Jean. Pueden ser recientes (quizás el mismo día del accidente) o antiguas (de niños o adolescentes). Lo dejamos a tú elección.
Yo mismo crearé una historia para cada una de las fotos, y las que más nos gusten pasarán a formar parte del canon del cómic. Tienes todo el mes de marzo para participar y mostrarnos tu foto de esta peculiar pareja.

El hombre sin forma cumple su primer año

Escrito por Neyebur el 05/01/2014
Cuando estaba en el instituto leía todo lo que caía en mis manos, fue el tiempo en la que las estanterías de mi habitación más engordaron, en su mayoría por libros, descubrí a muchos de mis autores favoritos en aquella época.
También fue la época en la que descubrí los webcómics en la sala de informática de mi instituto, pero tuve que esperar cinco años antes de entrar en este mundillo.
Mientras mariods y yo planeábamos En Crisis surgió algo que, aunque en el principio comenzó como broma, fue adquiriendo vida propia. Por aquella época abundaban las películas de superhéroes en cines, y cada peli hacía que mi interés por los héroes de Marvel y DC aumentara, al igual que mi colección. Quería que los chicos de Sisirc fueran fans de algún superhéroe, como era yo en aquella época, pero en lugar de hacer que leyeran cómics de Spiderman o Batman, se me ocurrió crearles su propio superhéroe al que admirar, detalle que además me sirvió para desarrollar al personaje de Soto. Así nació El Hombre Sin Forma.
Como comentaba, mientras En Crisis crecía, también lo hacía El Hombre sin forma, pasando de chiste en algunas tiras a seña de identidad de alguno de los personajes, de parodia del género de superhéroes a una historia más seria y cada vez más extensa, tanto que llegamos a pensar en hacer un spinoff, contar una pequeña historia de Leo y Jean, ya por entonces tenían nombre, cada vez que acabara un capítulo de En Crisis. La primera historia de nuestro superhéroe pensaba ver la luz mientras Saul estaba en el hospital, Alex le iba a dar una copia del primer número del cómic, y los lectores iban a leerlo a la vez que Saul.
¿Por qué no lo hicimos al final? Porque Leo y Jean no dejaban de darme historias interesantes y creí que merecían ser más que un breve cameo mientras los lectores esperaban la siguiente historia de En Crisis. El cómic pasó de ser la historia de piratas que cortaba la historia de Watchmen a ser su propio cómic.
Originalmente la historia iba a ser mucho más cómica, con Leo siendo un bobalicón encantador que conseguía sus poderes por accidente en el laboratorio donde trabajaba su novia. El accidente lo causaba el propio Leo, quien no acababa en las alcantarillas tras el fallo en el laboratorio y era dado por desaparecido por Jean, sino que Jean recogía sus restos y lo reconstruía usando un molde de hombre de jengibre tamaño humano (ya he dicho que el guión era más cómico en el principio). Tras esto Jean, que tenía todo el cerebro que a Leo le faltaba, como fan de los cómics de superhéroes que era, se le ocurría la idea de combatir el crimen como superhéroes, siendo Leo la cara y ella el cerebro.
Uno de los mayores cambios que sufrió el cómic fue eliminar tanta comedia, no hacer a Leo tan descerebrado y a Jean lista pero sin llegar a límites exagerados, intentando hacerla también algo insegura, cambios que han contribuido a la hora de desarrollar más la historia.
Mientras En Crisis actualizaba y mostraba mi primer trabajo de guionista yo seguí escribiendo historias de El Hombre sin forma en la misma libreta en la que habían nacido Saul y compañía, para luego pasar a mi ordenador, fue entonces cuando Mario me mandó el primer boceto de Leo y Jean.
2NQRVzS.png
Para quienes no lo sepan, cuando Mario me mandó la primera imagen de los protagonistas de En Crisis, pese a que no eran para nada como me los imaginaba, originalmente iban a ser adolescentes y Mario los dibujó como niños, me encantó como se veían, sentía que eran ellos pese a la diferencia de edad. Era como ver mis pensamientos cobrar vida.
Desgraciadamente esa no fue la sensación que tuve cuando vi la versión de Mario de Leo y Jean. Me gustaron, no voy a negar eso, pero no tanto como cuando vi a Saul y su pandilla dibujados por él, sentía que estaban bien pero les faltaba algo, que no supe decir en ese momento que era. Pero eso no impidió que Mario y yo siguiéramos comentando ideas para este segundo cómic y que de vez en cuando Mario me siguiera mandando bocetos con versiones de mis ideas, uno de esos dibujos acabo siendo el último hype de En Crisis.
No fue hasta un día, cuando En Crisis ya llevaba más de un año en Subcultura y El Hombre Sin Forma había madurado de broma a tener su propia historia que pensé que el cómic debería tener otro dibujante. Los motivos fueron varios, entre ellos que ya por aquel entonces Mario tenía muchos otros cómics y hubiera sido inhumano cargarle con uno más y que yo quería probar cosas nuevas para que no se me conociera solo por En Crisis.
Y así empezó la odisea para buscar un dibujante para El Hombre sin forma… ¿Sabes que dice que la historia tiende a repetirse? En este caso es verdad.
Desde que empecé a escribir mis primeras ideas que luego se convertirían en En Crisis hasta que conocí a MarioDS pasaron años, casi tanto tiempo como pasé buscando dibujante para El Hombre sin Forma. Probé varios estilos y dibujantes, pero ninguno tenía eso que le faltaba a ese primer dibujo de Mario, llegué incluso a plantearme la idea de tener un dibujante distinto en cada historia del Hombre sin Forma…
Hasta que conocí a Jimboss.
Y una vez más la historia se repitió. Si a MarioDS lo conocí en deviantart por ser de los pocos que dibujaba a Mortadelo en la web de dibujos, a Jim lo conocí de igual manera años después por un dibujo de Mortadelo disfrazado de Naruto y viceversa. Lo watcheé y el hizo lo mismo y empezamos a hablar, para más tarde unirse a Subcultura para empezar a subir sus propios cómics y leer otros. Hasta aquí todo muy similar a la historia de MarioDS con En Crisis, la diferencia radica en que, si Mario fue el que me propuso empezar un cómic, fui yo el que le propuso a Jim hacer un cómic juntos, pues me gustaba mucho su estilo.
Estuve tiempo pensando qué cómic hacer con él, pero El hombre sin forma era uno de ellos. Siempre que empiezas un proyecto nuevo surgen dudas, da igual cuantas cosas hayas hecho antes, siempre hay nervios y dudas. Pero con Jimboss esas dudas desaparecieron cuando vi sus primeros bocetos, que me mandó poco antes de conocernos en persona en el salón del cómic de Barcelona y la portada del cómic.
ibq7HhX.jpg
Al verlo sentí lo mismo que cuando vi los dibujos de Mario de los protas de En Crisis, estos dibujos tenían ese “algo” que era incapaz de poner en palabras, que les faltaban a los otros dibujos. Cuando los veía sentía que eran Leo y Jean, tal y cómo me los había imaginado.
El tiempo fue pasando y Jim siguió mandándome bocetos como este, y otro que tenemos ahora de hype, el primero de Leo, mientras comentábamos ideas para historias y personajes, preparando tiras para cuando empezáramos. No quisimos empezar hasta tener suficientes tiras para una temporada. Buscando una fecha elegí el 5 de enero del 2013 porque justo ese día haría 3 años que me registré en subcultura.
Ya hace un año de aquello, muchas cosas han pasado este último año, algunas buenas y otras no tanto, pero sin duda El Hombre sin forma está entre los mejores aspectos de este 2013 al que hemos dicho adiós, y por ello tengo que dar las gracias.
Muchas gracias a todos los fans por la acogida del cómic, por leernos cada vez que subimos una tira nueva, que nos animan a seguir con sus comentarios, fanarts o recomendando el cómic, y ayudándonos a mejorar con las críticas.
Pero hay alguien a quien tengo que darle las gracias más que a nadie, y ese es Jimboss. Gracias compañero por acompañarme en este nuevo viaje, por tus dibujos, consejos e ideas y por haber sido un gran amigo en los buenos y malos ratos. Sin duda has hecho que este haya sido un gran año.
Brindo por el 2013 y les deseo a todos un 2014 digno de recordar, con muchas más historias de Leo y Jean con las que disfrutar durante el camino.

El Hombre sin forma por Rob

Escrito por Neyebur el 28/12/2013
Como queda una semana para que El Hombre Sin Forma cumpla un año he decidido aprovechar la fecha para enseñaros un adelanto de los nuevos diseños que lucirán los personajes una vez empiece el 2014.
Para empezar anuncio un cambio de dibujante, Jimboss va a tomarse un descanso esta nueva temporada y dejará los lápices a mi amigo Rob, que nos ofrecerá maravillas como estas.
bUf6yjK.jpg

No hay palabras para describir este dibujo ¿verdad?
Intentemos analizarlos individualmente. Primero Leo.
6CyzBdx.jpg
¿Quién necesita poderes de cambiar formas cuando puedes tener un cuerpo tan musculado? Y si te fallan los músculos siempre puedes recurrir a un arma tan grande como tu propio brazo. Y esa cara, esa mirada sin ojos sin duda transmite confianza.
Veamos qué piensa Leo.
uoIzbKK.jpg

Que raro, parece que no le acaba de agradar. Mejor pasemos a Jean.
3bfIw73.jpg

¿Qué mejor atuendo para nuestra cerebrito que una armadura que no deja nada a la imaginación? Pero para que quede claro que es una científica le dejamos los guantes de laboratorio y los útiles, pero en lugar de usarlos para la ciencia (¿A quién le interesa eso?) que los utilece para atacar.
Además, las columnas vertebrales están sobrevaloradas, sobre todo si al doblarse de forma imposible nos deja admirar culo y pecho por igual.
Dnn6frk.jpg

¿Qué os parecen los nuevos diseños de mi amigo Rob L? En otra ocasión os hablo del guión de mi amigo Frank M.

El cortador de cesped (The Lawnmower Man)

Escrito por Neyebur el 15/09/2013
Te guste más o menos no hay duda de que Stephen King es un nombre que engancha. Aunque nunca hayas leído alguno de sus relatos seguro que sabes quién es, y casi seguro que has visto alguna de las películas o miniseries basadas en sus relatos. La adaptación más reciente es “La cúpula”, también conocida como “Vamos a convertir la peli de Los Simspons en un drama”. Para más información sobre el tema sugiero preguntarle a Luis Olmedo.

Tw0joKH.jpg

Hoy estoy aquí para hablar de una adaptación más vieja de uno de sus relatos cortos que puede leerse en “El umbral de la noche”, el mismo libro de donde surgió la historia para “Los chicos del maíz”. New Line tomo otra historia que fue adaptada a la pantalla grande en 1992 con el nombre de “El Cortador de Cesped” que narra como el doctor Lawrence Angelo (interpretado Pierce Brosnan antes de tener licencia para matar) investiga como la realidad virtual puede desarrollar la inteligencia. Prueba sus experimentos con monos, pero cuando sus jefes cambian los medicamentos que acompañan el proceso, esperando poder usar este avance como arma, el mono reacciona de de forma violenta y, poniéndose su mejor traje de Robocop, decide escapar, realizando una matanza digna de los videojuegos con los que solían entrenarle, como si de First Person Shooter se tratara, hasta que los guardias lo matan.

OEE0Xfi.png

Seguro que algunos lo prefieren antes que al nuevo Robocop.
Tras este accidente Angelo decide dedicarse a trabajar en casa de forma independiente, dejando la empresa malvada. Es ahí donde descubre al sujeto de pruebas perfecto para probar su programa de desarrollo de la inteligencia, Jobe Smith (Jeff Faey), el jardinero de sus vecinos, un chico “especial”, no demasiado brillante, con una mente más digna de un niño, lo que le vuelve el blanco de constantes burlas y vejaciones. Por ello Angelo le promete que le hará más listo, para que nadie más se aproveche de él. El científico se asegura antes de comenzar los experimentos de eliminar lo que provocó que el simio se volviera agresivo.
La realidad virtual resulta hacer maravillas con el cerebro de Jobe, que enseguida abandona esa actitud infantil, se comporta como un adulto y aprende cosas a un ritmo apresurado, logrando aprender latín en menos de una semana, por ejemplo. Pero su cambio no es solo mental, también es físico, deja de andar encorvado, se vuelve más musculoso, lo que provoca que la mujer más guapa del barrio se encapriche por él.

va4pBcH.jpg

Normalmente suele ser al revés, descubres los videojuegos y olvídate de tu físico y tu novia.
El problema comienza cuando los antiguos jefes de Angelo descubren todo a cerca del cortador de césped y deciden dejar a un lado el desarrollo de la inteligencia y volver a la rama militar del proyecto, por lo que sin que lo sepa el científico vuelven a incluir en la fórmula los factores de agresividad. Justo cuando ocurre esto Jobe comienza a ser capaz de leer los pensamientos de los que le rodean. Al principio esto le produce dolores de cabeza, haciéndole difícil identificar entre lo real y lo virtual, pero no tarda en aprender a controlarlo. Es entonces cuando le comenta al doctor Angelo que todos los magos y mentalistas de la antigüedad no usaban la magia como se creía, sino que eran como él, seres con una gran capacidad mental capaces de controlar la realidad. Y se lo demuestra leyendo su mente y haciendo levitar cosas.
Con sus nuevas habilidades Jobe decide vengarse de todos aquellos que le hicieron hacer sufrir en su antigua vida de deficiente, comenzando así una masacre que piensa culminar entrando en Internet y controlando todo lo que esté conectado a la red. Solo Angelo puede detenerlo.

Vi el tráiler de esta película por primera vez en el DVD de “La historia interminable” hace años y desde entonces había captado mi atención, con una historia interesante y una animación generada por ordenador que para aquel entonces era sorprendente, incluida con una extraña escena de sexo cibernético que podría haber salido de una versión porno de Tron. No ha sido hasta este verano cuando por fin he podido ver la película al completo y tengo que decir que… No está mal.
Sí, no está mal. No es una mala película, pero tampoco es una maravilla ni nada que revolucionara el cine. Es una película con ideas interesantes, pero que no están tan aprovechadas como podrían, por ejemplo no está explicado del todo como la realidad virtual hace que aumente la inteligencia, parece que son los medicamentos los que realizan esta labor y los videojuegos son para distraer. Parece que solo querían aprovecharse de que la realidad virtual estaba en boca de todo el mundo por aquel entonces. Y sobre los efectos especiales se puede decir lo mismo, era el comienzo de los efectos creados por ordenador en las películas, por aquel entonces eran sorprendentes, pero hoy en día provocan vergüenza ajena.
Sin embargo la historia es interesante, nos presenta unos dilemas interesantes y puedes entender las motivaciones de los personajes, llegando en ocasiones a apoyar al personaje de Jobe cuando decide vengarse.

Al igual que en los relatos de King esta película trata de mostrar un pequeño lazo de unión con otros trabajos del escritor. Así vemos que la malvada y cruel empresa que quiere pervertir los inocentes experimentos de Angelo se llama “The Shop”, una organización del gobierno de Estados Unidos que parece estar detrás de muchos hechos paranormales de las historias, investigándolos o provocándolos.
Pero si hay algo que está presente en esta película y en todas las otras adaptaciones de las obras de King a la pantalla eso son los cliches, y vamos a identificarlos jugando a algo que a Doug Walker le gusta llamar “El juego de beber de Stephen King”.

qXYsXxj.jpg

Para quien no lo sepa el Crítico de la Nostalgia ha analizado varias adaptaciones de historias de Stephen King, y ha encontrado ciertos detalles que se repiten, llámalos guiños entre historias, llámalos manías del autor, clichés o lo que quieras, pero ahora vamos a jugar e intentar encontrarlos en esta película, coged una botella de tequila y un vaso para chupitos, este juego suele provocar dolores de cabeza a la mañana siguiente:
• Fanatismo religioso: Hemos visto a religiosos extremos en historias como “The Mist” o “IT”, y aquí podemos verlo en la forma de un cura que golpea con el cinturón a Jobe antes de ser inteligente. ¿Por qué lo golpea? Por no matar a las hormigas que corretean por la Iglesia, a las que el cura llama “seres impíos”. Cuando Jobe consigue sus nuevos poderes se venga de él haciéndolo arder en fuego digital. Y no, no es una expresión, genera fuego que parece salido de un juego de ordenador pero que hace que el hombre arda como Johnny Storm.

FYq5Opg.png

• Maltrato y alcoholismo: Estos dos aunque pueden aparecer separados, como el escritor alcohólico de “Los Tommyknockers”, suelen aparecer juntos, como uno de los padres de IT, que también cumple el tópico de redneck. En “El Cortador de Cesped” es el padre del mejor amigo de Jobe quien ostenta ese papel, pegando a su mujer y su hijo cuando no está durmiendo la mona en el sofá. Es ahí donde Jobe pone fin a su vida matándolo con su cortacésped, el cual controla desde fuera de casa mentalmente.
• Matones: Algunos creen que Stephen King sufrió bullyng durante su infancia, porque siempre aparece algún matón en su historia, que suelen recibir su castigo al final. Los vimos en “IT”, “El cuerpo”. Ya hemos dicho que eran muchos los que se burlaban y aprovechaban de Jobe antes de su cambio, de los que luego se vengaría. A parte del cura y del padre borracho está también un motorista que acabaría con su cerebro hecho pedazos por… Míralo tú mismo.

nUI9sK0.jpg

• Monstruo final: Al final de “IT”, Tim Curry se convertía en una araña, antes de acabar “Los Langoliers” conocíamos a las albóndigas con dientes, y en los “Tommyknockers” resulta que era todo culpa de los aliens. Al final de “El Cortador de Cesped” no podía faltar un final digno de un videojuego, primero Jobe manda una versión digital de su cabeza, un ejército de abejas para finalmente enfrentarse al doctor Angelo en la red de redes, pasando a tomar un cuerpo digital. Como dije antes, los efectos podían impresionar en aquel entonces, pero ahora provocan más risa que miedo.

xDMM2z5.jpg

Hablando de un final que parece salido de un videojuego, esta película tuvo varias adaptaciones para diversas consolas, como la Sega Genesis. Además tuvo una secuela cuatro años después ambientada en un futuro ciberpunk digna de la secuela de “Los inmortales”. Ninguno de los actores de la primera parte participó en la secuela.

Podemos ver que la película comparte muchos de los tópicos de las historias de King, de hecho esperaba en cualquier momento descubrir que la historia ocurría en Maine al leer un cartel que pusiera “Bienvenido a Maine, tenga cuidado con los payasos que se parecen a Tim Curry. Lo sorprendente es que “El cortador de césped”, pese a presentar muchos tópicos de Stephen King presentes en otras de sus historias, no es una historia suya. Sí, sé que dije al principio que New Line cogió una historia con el mismo nombre de uno de los libros de este autor para adaptarla a la gran pantalla, pero aquí la palabra clave es “adaptar”.
Vamos a mirar la historia de King, de hecho, es tan corta que la puedo contar en unas pocas líneas: un hombre descubre que la persona que ha contratado para que le corte el césped es en realidad un sátiro que se come la hierba de su jardín. A pesar de que el sátiro le hace prometer que no se lo dirá a nadie, el hombre intenta llamar a la policía, pero muere destrozado por la cortadora del césped que lleva el sátiro para despistar, y que controla mentalmente”.
¿Alguien más quiere jugar a las diferencias?
La historia de esta película comienza con un guión que buscaba alguien que lo convirtiera en una película. El guión llevaba por nombre “Cyber God” (al final de la película Jobe se refiere a sí mismo como Dios). New Line aceptó llevar esta historia a la pantalla grande, pero como tenía los derechos del relato corto de Stephen King, y sabían que su nombre era sinónimo de éxito decidieron coger unos pequeños detalles de la historia y meterlos en la historia. ¿Qué detalles? El título y la escena en la que el cortador de césped mata a alguien por sí solo, sin que nadie lo dirija. En la película mata al padre maltratador, en la novela al pobre hombre que contrata al sátiro.
Con semejante situación no es de extrañar que Stephen King demandara a los creadores de esta película para que dejaran de usar su nombre en la publicidad, alegando que la historia no se parecía en nada a su historia, ganando el juicio y pasando la peli a llamarse “The Lawnmower Man” en vez de “Stephen King's The Lawnmower Man”.

A estas alturas puedes estar preguntándote porque tengo tanto interés en esta película. La respuesta es curiosa. Viendo esta película, justo en el momento en el que Jobe comienza su venganza con el traje de realidad virtual algo me paso por la cabeza “¡Vaya, se parece a Leo!”. Poco tiempo después hice esto con el ordenador.

kvtdLa6.jpg

Empieza el casting para la peli de El Hombre Sin Forma.